«Oración de despedida de todas/os las/los que fui»

A todas/os las/los que fui un día. Gracias. .

A mis partes ya muertas. Gracias. .

A mi pasado ya cumplido. Gracias. .

A mis partes olvidadas que dejé en lugares que ya no recuerdo. Gracias. .

A mis partes que alguna vez se quebraron en miles de pequeños trozos que jamás encontré de nuevo. Gracias. .

A mis partes vacías que alguna vez intenté llenar con distracciones, apegos y obsesiones. Gracias. .

A mis partes frustradas y enfadadas por los deseos jamás cumplidos. Gracias. .

A mis partes que ya no van conmigo y ya ni siquiera me hacen sentido. Gracias. .

A mis partes que no quise ni pude abrazar. Gracias. .

A mis partes que no se atrevieron a marcar límites por miedo a no ser aceptadas. Gracias. .

A mis partes que alguna vez se maltrataron y dejaron maltratar por otros. Gracias. .

A mis partes que no creyeron en sí mismas. Gracias. .

Hago hoy un requiem para su despedida. Agradeciendo su tránsito en mi vida, pues es a todas esas versiones de mí que agradezco tanto. Hoy despido y libero en absoluta rendición a todo lo que ya cumplió su tiempo. .

Es gracias a todas mis pequeñas muertes que hoy hay un nuevo espacio para la oportunidad, la vida y la creación. .

Gracias vida y gracias muerte por danzar armoniosamente ante mí. Hoy celebro la vida y canto fuerte ante este nuevo nacimiento. Y a mis partes ya muertas, las abrazo, las amo, las honro, agradezco y despido, pues fueron lo que mejor pude hacer por mí en aquel momento y lugar, por lo tanto no las critico, sino que les rindo todos mis honores.

Es por ello que hoy más que nunca siento que puedo volver a nacer, y como la primera vez renazco desnuda/o y sin corazas, nuevamente como una mujer/hombre de loto, las corazas ya no son necesarias, por lo que doy una nueva bienvenida a la autenticidad en toda su luz. Y desde esa ingenuidad me permito nuevamente abrazar la vida, hoy más fuerte que antes, para dar mi primer aliento vital en este nacimiento. .

Querida y amada versión antigua.

Ya cumpliste tu rol

Gracias

Hasta siempre.

Texto de Xinena Nohemi

Las nueve revelaciones explicadas en 13 minutos

Las 9 revelaciones es una novela escrita por James Redfield en 1993. Que analiza varias ideas psicológicas y espirituales arraigadas en múltiples tradiciones orientales antiguas. El personaje principal emprende un viaje para encontrar y comprender una serie de nueve ideas espirituales en un manuscrito antiguo en Perú.

Este video explica de un modo breve y ameno cada revelación

Los tres filtros de Sócrates

CUANDO VENGAN CON CHISMES…PON EN PRÁCTICA LA PRUEBA DE LOS TRES FILTROS DE SÓCRATES:

En la antigua Grecia Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Un día vino alguien a encontrarse con el gran filósofo, y le dijo:

– ¿Sabes lo que acabo de oír sobre tu amigo?

– Un momento, –respondió Sócrates– antes de que me lo cuentes, me gustaría hacerte una prueba, la de los tres filtros.

– ¿Los tres filtros?

– Sí,-continuó Sócrates– antes de contar cualquier cosa sobre los otros, es bueno tomar el tiempo de filtrar lo que se quiere decir. Lo llamo el test de los tres filtros.

El primer filtro es la verdad. ¿Has comprobado si lo que me vas a decir es verdad?

– No, sólo lo escuché.

– Muy bien. Así que no sabes si es verdad.

Continuamos con el segundo filtro, el de la bondad. Lo que quieres decirme sobre mi amigo, ¿es algo bueno?

– ¡Ah, no! Por el contrario.

– Entonces, -cuestionó Sócrates– quieres contarme cosas malas acerca de él y ni siquiera estás seguro de que sean verdaderas.

Tal vez aún puedes pasar la prueba del tercer filtro, el de la utilidad. ¿Es útil que yo sepa lo que me vas a decir de este amigo?

– No, en serio.

– Entonces, -concluyó Sócrates– lo que ibas a contarme no es ni cierto, ni bueno, ni útil; ¿por qué querías decírmelo?

Mejoremos nuestra vida y sociedad. Un fuerte abrazo.